Instalaciones

Todas nuestras instalaciones son propiedad de la empresa matriz Ravago, que es quien las gestiona. Ravago es la empresa líder en Europa de mezclas y reciclaje; sus ventas de compuestos ascienden en todo el mundo a más de 500.000 millones de toneladas al año y el total de ventas mundiales supera los 3,7 millones de toneladas anuales. Ravago cuenta con más de 45 años de experiencia en el campo de procesado de materiales y al principio nosotros nos encargábamos del pulverizado en la planta de Beerse, Bélgica. Entre los años 1994 y 2001, ganamos una valiosa experiencia en pulverizado que, sumada a los 45 años de experiencia de Ravago en compuestos, supuso la unión perfecta para el diseño y la gestión de nuestra planta de moldeo rotacional.

En el año 2001, inauguramos una instalación puntera en Arendonk, Bélgica, con una capacidad superior a 20.000 millones de toneladas al año. En un principio, empezamos con pulverización de resinas naturales y rápidamente añadimos posibilidades de extrusión y mezclado para complementar una cartera de productos cada vez mayor.

Desde ese mismo 2001, se ha ampliado la capacidad para satisfacer una demanda creciente y hemos seguido desarrollando técnicas de procesado nuevas y únicas, así como modificaciones a máquinas para poder maximizar la eficiencia de la producción y reducir los costes. Por supuesto, usamos equipos diferentes para materiales en negro, naturales y de color que eviten contaminaciones cruzadas y probamos los materiales de forma rigurosa para garantizar que cumplen con los estándares más elevados.

Como mayor reciclador y mezclador de Europa de plásticos y caucho, puede estar seguro de que somos respetuosos con el medio ambiente. Usamos la última tecnología para reducir el consumo de energía, sistemas modernos de filtrado del aire para reducir la contaminación por el polvo y, por supuesto, reciclamos todos los embalajes. Con una capacidad de silo para más de 2.000 millones de toneladas, capaz de gestionar tanto polvos como granulados, somos siempre conscientes del consumo de embalajes. Servimos a granel, en bolsas grandes o sacos de 20/25 kg y, mediante el sistema automatizado de embolsado FFS, reducimos las inexactitudes de peso y el malbaratamiento a la vez que mejoramos la calidad del embalaje de los productos.

En el Centro Técnico de Rotomoldeo de Arendonk, disponemos de una máquina de moldeo rotacional capaz de llevar a cabo el proceso de rotomoldeo bajo diferentes condiciones. La ampliación con un pequeño laboratorio de pulverización de escala implica que ahora podemos producir pequeñas muestras para analizar en el laboratorio o para que las prueben los clientes. También podemos testar otros aspectos de los materiales (como la densidad, el índice de flujo de fusión, la maleabilidad o la resistencia a la fisuración por tensión medioambiental), así como la calidad y el control de la producción.