TPE, elastómero termoplástico

El TPE es el nombre general del elastómero termoplástico, también llamado caucho termoplástico. El TPE es un material de tipo caucho que se puede procesar con tecnologías termoplásticas como el moldeo por inyección, el moldeo 2K o la extrusión. Los elastómeros termoplásticos (TPE) son compuestos de materiales termoplásticos como PP, PBT o PA combinados con material de caucho suave y, a menudo, la incorporación de aditivos como aceites o cargas.

En torno al año 1960, los materiales termoplásticos se hicieron cada vez más comunes. En esa época, los compuestos de caucho (termoendurecibles) ya eran populares en el mercado de la automoción, pero eran muy caros, difíciles de fabricar y de reciclar.

Con las nuevas tendencias de moda (como colores más chillones o tacto más suave) creció la demanda de suavidad, economía y sencillez en la fabricación del material. Este crecimiento se desarrolló en la década de 1970, cuando se empezaron a fabricar a gran escala los TPE.

Hoy en día, existe una amplia gama de diferentes tipos de elastómeros termoplásticos (TPE), como por ejemplo:

  • TPE-O: olefinas termoplásticas (mezcla continua dura/blanda)
  • TPE-S: compuesto SBS, SEBS o SEPS estirénico
  • TPE-V: compuesto PP/EPDM vulcanizado
  • TPE-E: compuesto copoliéster
  • TPE-U: poliuretano termoplástico
  • TPE-A: poliamida termoplástica

En el día a día, se suele omitir la “E” de los nombres y por eso se habla de TPO, TPS, TPV, TPE, TPU y TPA.

Microestructura esquemática del TPE-S (elastómero termoplástico estirénico).

Todas las combinaciones de TPE duras/blandas tienen propiedades de estilo caucho que solo se diferencian por la resistencia a la temperatura, la resistencia química, la flexibilidad y la recuperación tras someterse a una carga (propiedades de compresión).

Entre las desventajas de los TPE en comparación con los cauchos termoendurecibles convencionales tenemos propiedades materiales inferiores. Los TPE tienen una resistencia a la temperatura menor, menor resistencia química y una peor recuperación (propiedades de compresión) tras someterse a una carga.

Las principales ventajas de los elastómeros termoplásticos son una mayor facilidad de conversión (y menor coste de energía frente a los termoendurecibles) mediante procesados termoplásticos convencionales como moldeado por inyección, extrusión, termomoldeo y moldeo por soplado, entre otros. Los TPE también se pueden colorear fácilmente y sobremoldear en diferentes termoplásticos con una buena adhesión.

Numerosos fabricantes se encargan de los TPE, como Enplast y Ravago (Ensoft, Enflex, Sconablend), Kraiburg, Tecknor Apex, AES, Elasto, Softer con marcas como Dryflex, Sarlink, Monprene, Santoprene, Laprene y Forprene. También hay otros numerosos fabricantes más pequeños activos en regiones concretas.

Los productores petroquímicos también están implicados en familias concretas de TPE: EG DSM con Arnitel TPE-E, Celanese con Riteflex (TPE-E), DuPont con Hytrel (TPE-E), Arkema con Pebax (TPA) y Dow con Engage (TPO).

Las aplicaciones más comunes de los elastómeros termoplásticos (TPE) son las siguientes:

  • partes táctiles suaves de herramientas, lápices, cepillos de dientes, maquinillas de afeitar
  • sellado de ventanas, alfombrillas de coches, cubiertas de airbags y paneles de instrumentos en automoción
  • revestimiento de cables
  • equipos deportivos
  • membranas de techos
  • juguetes